Ponferrada cierra sus parques por la alerta de lluvia y fuerte viento

Cierre del parque del Temple de Ponferrada.

Agencia ICAL


La Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Ponferrada ordena el cierre de los parques públicos de la ciudad durante las jornadas de este lunes y martes debido a la declaración de alerta amarilla por lluvia, viento y nieve. La alta probabilidad de fuertes rachas de viento, sumada a la circunstancia de que el suelo se encuentra saturado de agua, incrementa el riesgo de caída de árboles, señalaron fuentes municipales.

En ese sentido, los responsables del Consistorio recomendaron a la ciudadanía que revise los anclajes de los elementos fijados en los exteriores de los edificios, como antenas, carteles, macetas, cornisas, persianas o toldos, y que aseguren puertas y ventanas, especialmente las exteriores. No hacer fuego, no circular bajo anuncios publicitarios o andamios ni protegerse del viento en zonas próximas a muros, tapias o árboles y permanecer lejos de las ventanas con cristales, que pueden estallar por la presión del viento exterior, son el resto de consejos de seguridad ofrecidos por el Ayuntamiento.

Por otro lado, la Concejalía de Sostenibilidad Medioambiental anunció que mañana se llevará cabo la limpieza del paso inferior de la calle Ortega y Gasset, a partir de las 9 horas y hasta la finalización de los trabajos. Este punto acostumbra a sufrir inundaciones con cada episodio de lluvia intensa en la ciudad.

Consejos al volante

Igualmente, la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda a los conductores que tengan que conducir con nieve que eviten viajar solos o de noche, que lo hagan con el depósito de combustible lleno y que revisen frenos, neumáticos, sistemas de alumbrado y líquido anticongelante antes de salir. Conducir despacio, con suavidad y a una marcha reducida, sin hacer cambios bruscos de dirección y evitar pisar el freno si se entra en una zona de hielo son otros consejos para esta circunstancia.

Además, la DGT recomienda no dormirse con el motor en marcha, mantener libre de nieve y desbloqueado el tubo de escape y poner las cadenas al coche en presencia de hielo o nieve dura. Si el temporal nos sorprende dentro del coche y lejos de un pueblo o lugar de refugio, deberemos permanecer dentro de él. El coche nos resguardará de la ventisca y los neumáticos nos aislarán de los rayos. Si se mantiene el coche en marcha con la calefacción puesta, se aconseja abrir un poco una ventanilla para que circule el aire y evitar posibles intoxicaciones.

Por último, los conductores deben llevar en el coche radio, cadenas, pala, cuerda, una linterna, ropa de abrigo, una manta y alimentos ricos en calorías.

Etiquetas
stats